Buscar este blog

11/10/10

caso nuevo

Paciente de 37 años, sexo masculino, con antecedentes


personales de ex tabaquista, diabético tipo 2, contacto con

tuberculosis hace ocho años recibiendo quimioprofilaxis.

Comienza seis meses previos a la primera consulta con

dolor óseo a nivel de columna vertebral lumbar que irradia

a miembro inferior derecho, agregando en la evolución

parestesias a dicho nivel. Concomitantemente fiebre a predominio

vespertino, sudoración nocturna y adelgazamiento.

Consulta en servicio de traumatología por aumento del

dolor, notando tumoración a dicho nivel y paraparesia de

miembros inferiores (MMII). La radiología de columna dorsolumbar

muestra destrucción con aplastamiento de segunda

vértebra lumbar (L2) y la tomografía axial computada

(TAC) y resonancia magnética (RM) de columna evidencian

signos de destrucción y aplastamiento de L2 con

estenosis relativa del canal y afectación del disco intervertebral

con columna inestable (figura 1). Se interviene

de urgencia realizándose fijación quirúrgica de columna

dorsolumbar y colocación de corsé de yeso (figura 2). La

biopsia ósea de pieza quirúrgica muestra proceso inflamatorio

inespecífico crónico, no granulomatoso, sin especificidad

nosológica y sin estigmas de neoplasia. Recibe

durante un mes tratamiento antibiótico empírico con ciprofloxacina

y clindamicina con planteo de osteomielitis.

Persiste febril, con anemia clínica y repercusión general,

por lo que es enviado a nuestro centro para continuar

estudios. Del examen físico se destaca regular estado general,

desnutrición proteico calórica leve, sin elementos

clínicos de inmunodepresión. No se palpan adenopatías

en ningún territorio. Corsé de yeso en tórax y abdomen

que impiden la exploración clínica de dichos sectores y de

la columna con un examen neurológico normal. Con planteo

clínico de espondilodiscitis tuberculosa (mal de Pott),

inicia tratamiento empírico con triple plan. De la paraclínica

se destaca: hemograma con anemia moderada macrocí-

Figura 1. Tomografía de columna que muestra el

compromiso vertebral y la extensión a canal medular

Figura 2. Radiografía de columna de control

poscirugía de estabilización de columna

tica hipocrómica, hiperplaquetosis, con recuento y fórmula

de glóbulos blancos normal, velocidad de eritrosedimentación

(VES) de 120 mm/h y proteína C reactiva (PCR)

de 24 mg/l, proteinograma electroforético con hipoalbuminemia

e hipergamaglobulinemia policlonal.

La radiografía de tórax no muestra elementos patológicos.

Se realiza relevo bacteriológico no evidenciando foco

infeccioso, con hemocultivos para bacilo de Koch (BK),

baciloscopias y mielograma con mielocultivo estériles. HIV

negativo.

Agrega en la evolución bajo tratamiento antituberculoso

síndrome poliadenomegálico de características tumorales

que forman conglomerados en cuello y axilas. Con

planteo clínico de linfopatía tumoral o compromiso ganlioglionar tuberculoso se realiza tomografía de tórax, abdomen


y pelvis que muestra conglomerados de adenomegalias

axilares y mediastinales prevasculares, laterotraqueales

altas y bajas, moderada esplenomegalia y múltiples

lesiones de sustitución ósea, líticas, mal definidas, de tipo

infiltrativo a nivel de omóplato, ilíaco izquierdo, vértebras

dorsales y lumbares, estas últimas con extensión a partes

blandas paravertebrales anteriores, adenopatías pericavoaórticas

(figuras 3 y 4). De la paraclínica humoral se

destaca LDH 429 y beta 2 microglobulina (B2M) 2388 ug/

l. Se realiza biopsia exéresis de ganglio axilar que muestra

compromiso ganglionar por LH, variedad esclerosis nodular,

con lo que se confirma el diagnóstico. Se realiza

estudio inmunohistoquímico (HIQ) con el siguiente resultado:

ACL negativo, CD 20 negativo, CD 30 positivo,

CD 15 negativo, compatible con LH. La biopsia de médula

ósea no muestra compromiso linfomatoso. Se revalora pieza

ósea de vértebra estudiada al inicio de la enfermedad con

estudio inmunohistoquímico que confirma compromiso

óseo por LH clásico CD 30 positivo, CD 20 y ACL negativo,

CD 15 negativo.   ???????????????
atte. nahim

2 comentarios:

  1. hola hola !!!! nahim.....
    la respuesta a tu caso es "linfoma de Hodgkin"
    =D
    El primer signo de este cáncer a menudo es la inflamación de un ganglio linfático que aparece sin una causa conocida. La enfermedad se puede diseminar a los ganglios linfáticos adyacentes y posteriormente se puede propagar al bazo, el hígado, la médula ósea u otros órganos.

    Se desconoce la causa. El linfoma de Hodgkin es más común entre personas de 15 a 35 y de 50 a 70 años de edad. Se piensa que la infección con el virus de Epstein-Barr (VEBVEB) contribuye a la mayoría de los casos.

    atte: oly***

    ResponderEliminar
  2. al igual que Oli, considero que es un linfoma Hodgkin, debido a que se presenta en ganglios y presnta sintomas muy caracteristicos como la sudoracion nocturna, fiebre y delgadez inmediata, Ademas de que se encuentra entre el rango de edad y las muestras histologicas nos revelan mayor actividad linfocitica!!

    Saludos
    atte. Jenny Mayo :)

    ResponderEliminar